“Pueblo y economía” por Alejandro Moreno

Durante quince años, nuestros revolucionarios, desde el poder por todos los medios, le han dicho al pueblo lo que sería el socialismo. Sin embargo, las respuestas que ese mismo pueblo da cuando se le pregunta por lo que para él significa el término de socialismo, son reveladoras: solidaridad, ayuda mutua, justicia para todos, que todos podamos vivir bien, convivencia fraterna, seguridad… Todas en plena coherencia con el mundo-de-vida relacional que constituye su identidad profunda, la idiosincrasia del ser-de-convivencia en el que consiste su humanidad. Esos valores son el fundamento sobre el cual desea construir su futuro, la vida de cada cual y su manera de vivir juntos. No aparecen para nada términos como: capital, propiedad, economía…

La sociedad venezolana actual, se encuentra atrapada entre las posturas de las élites de uno y otro bando las cuales en muchas cosas se contraponen pero coinciden en una central. Para ambas el fundamento de toda la vida humana personal y social es la economía, la propiedad, el capital y su manejo. De cómo se estructure y se gestione este fundamento dependerá eso que el pueblo valora y que para ambas orientaciones no habrá de ser sino el resultado que algún día nunca precisado se obtendrá. Lo que se toma como fundamento es lo que se valora sobre y por encima de todo lo demás. Fundamento es valor supremo. Así, pues, entre pueblo y élites es evidente la contradicción de valores. Estas los tienen invertidos.

Para la tendencia revolucionaria, la clave de todo está en la economía y en el régimen de propiedad por aquello de que “el modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social, política y espiritual”. Ya lo dijo Marx. Dentro de esta lógica, la vida de los hombres en una sociedad se debe regir por la unión estricta de toda la “producción de la vida material” con el poder absolutamente centralizado único capaz de ordenarla racionalmente. La historia nos ha demostrado que en ninguno de los muchos experimentos socialistas de este tipo producidos en el mundo, se han obtenido los bienes que el pueblo venezolano valora como fundamentales.

Para la tendencia contraria, la economía funciona y puede producir bienestar sólo si la propiedad y producción de los bienes materiales se deja a la decisión de las personas individuales que compiten entre sí libremente. El poder político ha de actuar sólo como regulador para asegurar esa libertad y su buen funcionamiento. Los valores que el pueblo venezolano aprecia se darán por añadidura. También aquí siglos de historia humana han demostrado que en semejante régimen económico se han producido los peores males para la gran mayoría de la gente y nunca los bienes prometidos y anunciados.

Hay que reconocer que hoy algunas élites están conscientes de que una y otra postura tiene que abandonar las rigideces de las convicciones. En el campo revolucionario todos los experimentos de cambio interno han acabado integrándose de hecho, aunque quizás no de discurso, en la postura contraria. Los que en esta última se han producido han logrado en algunos países el llamado estado del bienestar en cuyo seno la mayoría de la gente, no todos, han podido tener por lo menos en parte, una vida mejor, pero en momentos de crisis la dureza de la economía se vuelve a imponer.

Ni la una ni la otra son del pueblo sino de élites “ilustradas”. No existe una tercera.

¿Surgirá una postura que ponga como fundamento real, y no sólo de palabra, los valores del pueblo y que sobre ellos construya lo demás incluyendo economía y propiedad? No una tercera vía, sino otra vía. “Inventen”, pidió ya Paulo VI a los dirigentes de la sociedad.

Advertisements

15 thoughts on ““Pueblo y economía” por Alejandro Moreno

  1. Interesante Interesante el articulo de Alejandro Moreno, y lo digo porque es el área que vengo estudiando desde hace mas de 5 años, una especialidad donde un sinfín de personas se creen expertos de la economía y finanzas por el simple hecho de leer unos cuantos libros de reconocidos economista nacionales e internacionales. Sin embargo, no le quitamos merito a nadie a la hora de entender y explicar lo más sencillo posible los temas económicos que atañe no solo a un individuo sino a toda una sociedad.

    Es claro que las políticas económicas aplicadas por un gobierno que se autodenominado “Revolucionario” han sido solo políticas populista que en vez de buscar una igualdad hacia arriba, lo que ha hecho es colocar una igualdad hacia abajo; y esa igualdad la vemos todos los días cuando el venezolano, joven, padre, madre y todas aquella persona que tiene una forma de adquirir bienes y servicios, se ven forjado de prescindir de algunos productos para sobrevivir o subsistir, ya que desde hace mas de 15 años y a pesar de los constantes aumentos del salario y sueldo mínimo, el venezolano no tiene una calidad de vida aceptable, esa calidad de vida que le permite no solo de adquirir productos para alimentarse sino también para distraerse, para disfrutar.

    Pero si vemos con más profundidad la relación economía-sociedad, esta ha sido manejada de una manera cruel para algunos y beneficiosas para otros, ya que lamentablemente se ha utilizado de una mala manera y caprichosa la palabra “Socialismo”, provocando reacciones de enemistades entre los sectores de la sociedad y la economía, trayendo como consecuencias intervenciones de empresas e industrias privadas, estatizaciones y/o nacionalizaciones. Este tipo de medidas entre otras han creado un modelo económico que solo ha provocado desinversión del sector privado, un aumento de la inversión pública y un déficit fiscal sustentado solo en una renta petrolera.

    Para finalizar, solo me queda decir, que se debe crear una oposición realmente consciente de la realidad socio, económica e histórica de la Venezuela del siglo XXI, el cual nos permita abrirle los ojos, de una manera clara a todos aquellos que todavía están abobados, sobre la verdadera situación de la economía venezolana y sus consecuencias a corto, mediano y largo plazo.

    articulo de @andresmh87

  2. Muy acertados los comentarios de Alejando Moreno sobre la relación económica-social que existe hoy en Venezuela y las posturas mas extremas de las “élites” en cuanto a estos temas. Vemos como las posturas económicas vienen desde las élites “tecnócratas” y sus voceros, en ambos casos, pero vemos que ninguna viene desde la sociedad. Hoy en Venezuela por un lado tenemos una mal llamada “Revolución Socialista” que es aceptada por al menos casi la mitad del país. Mas sin embargo vemos que hay un fuerte divorcio entre lo que las “élites Socialistas” plantean y lo que sus seguidores creen , valoran o defienden. La dirigencia de este sector (desde hace 15 años en el gobierno) plantea en su discurso el “socialismo” como modelo económico, y que la producción sea de carácter endógeno, cooperativo y colectivo. Mas sin embargo día a día en la practica vemos todo lo contrario, vemos que las políticas publicas en materia económica de este sector, se maneja bajo la figura del rentismo y de mercado, agudizando incluso el modelo del rentismo que desde hace mucho antes se tenia en menos escala. Vemos que las políticas económicas de este sector son dependientes del mercado, pues sustentan el déficit de producción nacional con las importaciones internacionales, respaldados por la mono-Producción rentista del Petroleo. En términos “Socialistas” se deberían plantear y fomentar la producción Nacional, mas sin embargo vemos la dependencia de empresas trasnacionales en cualquier ámbito de interés nacional, vemos como se le da prioridad a constructoras foráneas en la construcción de obras gubernamentales como “la misión Vivienda”, “metro”, etc que a las constructoras nacionales, esto solo para citar un ejemplo de la discordancia entre el discurso y la practica de este sector.
    En cuanto al otro sector, vemos como hay intentos de renovación en las posturas económicas, mas sin embargo en su mayoría plantean que la empresa privada e individual sean actores importantes del mercado, La propiedad Privada no es negada al contrario del otro sector. Las posturas económicas en general de es este sector plantean el rol de arbitro que debe tener el estado en función a la producción y a la regulación del mercado, entre las posturas de la bancada de la Unidad por su diversidad de ideología, podemos escuchar posturas de la Nacionalización de los sectores estratégicos, hasta los sectores que plantean la participación del capital privado en empresas como PDVSA, CVG, etc. El progresismo, como alternativa ha nacido en los últimos años como la confluencia de sectores socialdemócratas-socialistas y Liberales en Europa. En Venezuela vemos como algunas organizaciones han dejado a un lado la vieja dialéctica mundial, de elegir cual es el mejor modelo económico Si el capitalista o el Socialista-comunista. Como Plantea Moreno ambos Modelos ha fracaso pues sus modelos plantean cosas inviables en algunos aspectos, pero no se le debe desechar de un todo, por el contrario( y creo que ha sido el reto de los progresistas) hacer confluir lo mejor de ambos modelos y a partir de allí formar una alternativa ecléctica para el bien social de todos los sectores. Algunas Organizaciones Sociales y políticas se han resguardado bajo la bandera del progresismo, mi única critica es la falta de formación ideológica que se posee en la sociedad en cuanto a este tema tan importante, creo que es pertinente definir en conjunto Sociedad-Lideres que es el progreso en función de todos los venezolanos, y no dejar a criterio propio definir lo que cada uno considera como progreso. Creo que el progresismo mas allá de una alternativa de economía mixta, deberá ser la alternativa para el consenso de todos los sectores y actores de la sociedad, y que no sea algo solo de élites. Plantear alternativas que den beneficio a todos los sectores por igual, y que se logre mayor bienestar en la sociedad. Sustentar que la acción del capital privado como actores económicos del mercado nacional, no solo sea para dar carta blanca a sus intereses particulares, sino fomentar el deber que este sector trabaje en función de los interés sociales,haciendo inversión social en temas tan importantes como educación, etc. algo prioritario para un modelo alternativo como lo es el progresismo, es definir los valores del modelo en conjunto, y que no ocurra como pasa en un sector donde la dirigencia tiene valores distintos a sus seguidores, y el otro sector donde se plantean los valores como añadidura.

  3. Moreno plantea un quiebre en la relación del ciudadano con las elites políticas que muy pocos “especialistas” y muy pocos ciudadanos discuten o reflexionan. Por una lado el gobierno hace una propuesta en política-económica basada en valores que no poseen sus seguidores, lo mismo hace la Unidad Democrática. Los políticos que hoy en día ocupan cargos en la administración pública están mas concentrados en el toma y dame, en representar las emociones de sus seguidores, mas que en la construcción real de una propuesta para remodelar un país que se cae a pedazos en todos sus ámbitos -político, económico, social-.

    La dinámica actual parece destinar a las élites de ambos bandos hacía el fracaso. Los líderes que llevan rato ya en la palestra pública tienen el rechazo de la mitad del país y esa situación no pareciera cambiar en el corto plazo. La desconfianza que existen de seguidores de lado y lado hacía quienes son las caras visibles del “enemigo” no tiene vuelta atrás.

    El surgimiento de una tercera postura pareciera ser algo que se viene construyendo desde hace mucho tiempo pero que nadie ha sabido materializar. Capriles intento erigirse como personaje entre el chavismo y el anti-chavismo pero no pudo, porque su base y su apoyo provenía de un solo fragmento -a pesar de su cercanía con Ismael y Henri Falcon-. Este tercera vía tiene que ser construida por cuadros medios de los partidos políticos de ambos bandos que entiendan que los objetivos planteados por las elites son causa del fracaso social en el cual estamos envuelto. Esta opción pareciera ser cada vez mas realizable ante la gris situación hacia la cual nos han llevado los líderes actuales. Esta “otra vía”, como plantea Moreno, va a ser hija del verdadero dialogo que va a existir entre las bases y que poco a poco se irán de la dirigencia actual, que están como Shakira: locos, ciegos, sordos y mudos.

  4. El desarrollo de un país se da por el desarrollo de su gente, la capacitación de los ciudadanos y el capital social que se puede construir a través de la confianza en instituciones, y lo más importante: en el otro. Un proyecto de país con una visión integradora no debe ser un simple plan de gobierno dictado por pocos en la élite, tampoco una imposición que intente un cambio radical de todo lo existente.

    Allí lo que se lograría es un enfrentamiento y una desconexión que convierte a ese plan en algo no viable. Es por ello que el liderazgo existente y el que está por aparecer, debe conocer el imaginario de la gente que dice representar. Sus valores, historia, tradiciones y aspiraciones. Cualquier cambio debe existir a través de la integración y el diálogo. Si esto no ocurre, estamos desaprovechando una oportunidad clara de desarrollo en todos los aspectos de la vida nacional.

    En los sectores populares existe una tabla de valores que norma las relaciones entre vecinos, y al parecer la palabra socialismo encarna unas ideas muy diferentes a las que se accionan desde el gobierno o se denuncian desde la oposición. Las fuertes redes existentes en los sectores populares deben servir como base de la construcción de una economía que vele no solo por los grandes números, también por las oportunidades de la gente. Sin distingo de su clase social, sino de que estén las condiciones necesarias para que con sus capacidades pueda desarrollarse.

    En la región existen ejemplos como el de Cajamarca en Perú, ciudad que ha tenido un importante desarrollo comercial gracias a la acción organizada de las comunidades. Los valores que privan en ella son el motor fundamental de la productividad. El respeto hacia el otro se da porque se conoce al otro, se entiende su progreso y desdicha y porque existe una visión amplia y compartida de lo que beneficia a la comunidad. Ejemplos como este y muchos otros debemos tomarlos en cuenta antes de dar simples recetas o discursos deseables pero vacíos.

    Guillermo.

  5. Este articulo refleja el drama de la modernidad ¿hacia donde nos dirigimos?
    Como recuerdo una frase de un documental, que palabras más, palabras menos decía algo como; “aquellos que creen en un desarrollo infinito a costa de un recurso finito o son locos o son economistas, el problema es que ahora todos somos economistas” en referencia al parecido en acciones que más allá de las ideologías, todos los sectores parecen presentar. Aunque esto no debería sorprendernos, ya que más allá de los particulares de cada gobierno, nos seguimos enfrentando a un mercado mundial constituido con claras normas (liberales) y una división internacional del trabajo ya estructurada que obliga al pragmatismo coercitivo de las relaciones económicas internacionales que mantiene el Estado como institución más allá del gobierno de turno.

    Interesante además, como el autor cierra el articulo, insinuando que la solución no es la tercera vía -me parece que en clara referencia a A.Guiddens- sino “otra vía”, que hay que “inventar”.

    Aquí aumenta aun más el drama ¿A que pertenecemos? ¿Cómo pensar una solución y unas relaciones de poder con el gobierno y la economía diferente a la que nuestra socialización y educación nos han enseñado (a saber; jerárquica, de arriba hacia abajo, de tecnócratas ilustrados que nos iluminan, etc.)?

    Y aunque me parece exagerada la referencia con respecto al socialismo, en el sentido de que ningún modelo “ha obtenido los bienes que el pueblo venezolano valora como fundamentales” entiendo perfectamente la comparación. Ya que evidentemente somos victimas de la creencia del desarrollo material como forma de vida idónea, lo cual no es el problema en si, el problema es el desarrollo material de manera conspicuas en apología a la sociedad de consumo de los grandes mercados internacionales. Para romper con esa lógica, la iniciativa tiene que empezar por pensarnos como “Sur”, entender que tenemos características propias y reconocernos como un pueblo con las capacidades de generar un cambio estructural que vaya más allá de poder elegir el gobierno de turno.

  6. Es común escuchar frases como: “el venezolano no sabe nada, tiene que venir alguien capaz de enseñarlos a todos”. Esto refleja una cultura de servilismo sumamente asentada en la población, al parecer esto refleja que las decisiones deben ser tomadas desde arriba y no por medio de una construcción colectiva.

    Más que hablar sobre las políticas económicas del gobierno, como bien lo han hecho mis compañeros, quisiera resaltar lo que para mí es el foco del problema expuesto por el autor. La separación entre las élites y las bases no es un fenómeno necesariamente nuevo en este país, aunque si se ha agudizado en estos tiempos tan convulsos. Esto nos ha traído infinidad de proyectos de país provenientes de distintos grupos que tratan de venderlo a la sociedad como si fuese un cliente más. Gracias a esto tenemos una población cada vez más dócil y menos interesada en construir una visión compartida de país.

    Las élites venezolanas han demostrado ser sumamente irresponsables porque han condenado a la población a una polarización “aparentemente” irreconciliable a pesar de que esta comparte otros valores como la convivencia y la paz. Difícilmente la población producirá proyectos comunes si estos vienen de construcciones tuteladas verticalmente desde élites de izquierda y derecha. Cualquiera que sean los valores de ambas élites, ninguna se encargó de construir sus ideologías y planes desde la población, solo de vender por medio de los grandes caudillos y la propaganda política . Yo diría que en Venezuela la política es de una sola dirección, es decir, un líder (o una élite) que habla y una población que escucha, y no al contrario.

    Comparto la posición del compañero Kabbabe acerca del rol de los líderes medios de los partidos políticos, que entendiendo la realidad de las BASES es capaz de producir consensos en la sociedad. Yo agregaría que este es un consenso mucho más difícil de construir (tomando en cuenta la cristalización de algunas organizaciones), pero mucho más duradero en el tiempo. El reto está en tener una actitud de constante revisión en las organizaciones que representamos a fin de darles la flexibilidad, apertura y capacidad de escuchar que los tiempos requieren.

  7. ¿A quién pidió Paulo VI que ”inventarán”? justamente a los dirigentes de la sociedad, asomándonos de esta manera la respuesta sobre la necesidad de contar líderes que puedan canalizar una postura con fundamento real.

    La existencia de las elites es una consecuencia de la necesidad de organizarnos socialmente, puesto que para darle verdadera solución a los problemas de la sociedad es necesario generar agrupaciones que canalicen las demandas del pueblo. Estos son los partidos políticos, los cuales en principio deben ser el centro de la vida política y de la democracia moderna.

    Mas que una vía alternativa, bien valdría la pena pensar en cómo mejorar la manera en que la representación pueda canalizar efectivamente las demandas del sentir colectivo.

  8. Moreno evidentemente hace mencion reiterada a un problema que aqueja a la sociedad , dia tras dia : LOS VALORES. Al igual de la existencia de una diacronia por parte de los llamados “revolucionarios” , de implementar un sistema que falla en los valores del pais , al igual que no entra en el marco de los valores mundiales actuales. Generalmente, la mayoria de la problematica entre elites , puede estar en eso , como afectan los valores a una sociedad enfrenta y poner un suspuesto orden. Al igual , que la mala aplicacion de terminos ” socialistas” como: solidaridad, ayuda mutua, justicia para todos , que todos podamos vivir bien.

    Y uso el termino “diacronia” , porque en la teoria historica existen una seria de cambios en la estructura social , politica, economica , la cual se influye por valores. Las regularidades presentan cambios que van desde las estructuras paralelamente o van cambios que llevan un cambio completo : regularidades diacronicas y sincronicas. Las que van de acuerdo a la macroestructura social son las sincronicas (capitalismo) y las que ocurren de forma paralela (mediante la implementacion de valores que no obedecen a la macroestructura) son Diacronicas. Considero que la diacronia que a implementado al capitalismo, es ese socialismo , que esta alli paralelamente , como ” pasticho” ideologico de esos revolucionarios, y hago todo esta explicacion de teoria historica , porque tiene que ver un poco con lo se refiere Moreno , con LOS VALORES.

    La intervencion de Juan Pablo VI , es acertada : Inventen. Inventen en cuestion de esto como quienes quieren solucionar, ¿Inventen a favor de esa tercera via? o simplemente inventen , en funcion a esa economia que gira alrededor de imaginarios , que construyen una sociedad deseada.

    Denis J. Ugueto.Ch.

  9. Totalmente de acuerdo con Moreno, actualmente el país vive en una postura de élites, en donde una intenta destruir a la otra por los medios que sean necesarios. El problema de estas élites es que se están basando mas en sus propios intereses que en lo que necesita el pueblo, es necesario que las elecciones dejen de ser el “fin” y comiencen a ser “un medio para…”

    Lamentablemente llevamos 15 años viviendo en una sociedad en donde el gobierno pretende cada vez más tener el control de los diversos factores como el económico, político, social, etc y en donde debería existir un equilibrio entre la intervención del estado y la libertad de las personas en dichos factores. Venezuela totalmente dividida en dos bandos, creyendo siempre que el contrario es el que esta equivocado y ellos son los que tienen la razón, pero sin pararnos a pensar ¿que nos trajo hasta esta situación?

    Creo que los valores, creencias y costumbres de los venezolanos nos han traído hasta este, conformándose con las pocas migajas que su “líder” les da y otorgándoles a este una confianza ganada con palabras que quizás nunca se convirtieron en hechos. Finalmente debo decir que soy fiel creyente de aquella frase que dice: ” cada pueblo tiene el gobierno que se merece”.

  10. Estoy de acuerdo con Alejandro Moreno en este texto cuando expone que “Entre pueblo y élites es evidente la contradicción de valores. Estas los tienen invertidos.” Uno de los grandes motivos del desprecio hacia la política y al político en general ha sido que este sólo se ha preocupado por los problemas de los políticos, y los que estos generan y montan en la palestra pública, y no por los problemas de la gente. Incluso el término “pueblo” que se le acuña a las personas dándoles un trato donde se les despersonifica y se les homogeneiza hace que la relación político – persona sea cada vez más lejana de la realidad, alejada de los valores que realmente nos mueven.

    El reto está en generar el discurso y la manera de hacer política donde no se le reste importancia a los términos: capital, propiedad, economía, pero que estos vayan de la mano y enfocados a los valores que compartimos todos los venezolanos.

    Daniel Martínez Yabrudy.

  11. Sinceramente creo que el error de las élites en sus propuestas para llevar un país es que no fueron construidas escuchando las necesidades de las bases. Es el bienestar social el fin que deberia motivar a las élites, de esta manera llegar a consensos y ser flexibles en posturas ideológicas seria más fácil. Los Venezolanos quieren paz, en base a esto deberían moverse las élites y de esta manera tener una base y un objetivo común consolidados en lo que realmente quieren los Venezolanos conformaria lo que es verdaderamente la “otra opción“ , donde escuchar a las bases y satisfacer sus necesidades reales tiene mas importancia que imponer una postura ideológica sobre otra.

    Kizzy Ramirez.

  12. Cuando hablamos de élites políticas, estamos dejando fuera a un actor fundamental cómo lo que es el tan mencionado pueblo. Cuando hablamos del caso venezolano y vemos la forma de actuar de casa una de estás élites, podemos ver un desconexión con esas personas “de a pie”.

    En Venezuela tenemos una dicótoma política, dos actores que venden un proyecto, con distintas proyecciones, pero cuando nos vamos a la base de la sociedad, el sector popular, en una gran cantidad, muchas personas no se sientes representada por ninguno de los dos proyectos, pero pueden sentir avaersión hacia uno de los dos, los cuales los coloca mas hacia un lado de esa “acera” de elección.

    Hablar de economía en Venezuela es un tema extenso, complicado, lleno de tecnicismos, con temas de mercados paralelos, control cambiario, producción, importaciones, etc… Pero, las personas que viven día a día, están “desconectadas” de esto, pero de igual manera los afecta.

    Cada actor político vende distintas realidades, ya que por el manejo político que se ha vivido en el país en 30 años, los partidos y actores se han vuelto máquinas de marquetin político y movilización electoral. Los proyectos concretos se han perdido, existe una visión de país y el tema económico no escapa de está realidad.

    Es momento de un cambio real y una verdadera acción política, de un proyecto con forma y fondo, que se encamine hacia el desarrollo y de una estabilidad que hemos perdido

  13. Muy bien han esbozado mis compañeros el problema planteado por Moreno, haciendo hincapié en la ruptura existente en la relación élites-ciudadanos. Incluso varios han sido asertivos y acertados en cuanto la ¨otra vía¨ debe ser esa impulsado desde cuadros medios a través de consensos y visiones compartidas. De eso no tengo la menor duda. También coincido con que las élites le han ¨perdido el pulso¨ a la sociedad. Quizás esa incapacidad de conectarse con la gente es la etapa más lamentable del período democrático que tanto antagoniza el actual gobierno.

    Mi comentario lo quiero hacer dirigido más a cuestionarnos frente a qué o quiénes nos estamos enfrentando ahorita, más que al quiebre élites-sociedad. Como bien dice Moreno el fundamento para ambas élites es el capital, la propiedad, la economía y su manejo. Sin embargo, yo le agregaría una pregunta al final: su manejo ¿para qué? A todas luces las intenciones de esta élite que nos gobierna no son la justicia social, ni la convivencia fraterna, ni la seguridad. Parece más bien que los objetivos son el miedo, la imposición, el adoctrinamiento. Para mi se resume en: el control. No estamos hablando del control sobre el mercado, lo cual claramente es característico de ese modelo ¨socialista¨. Estamos hablando de un control total de la sociedad, el cual se logra solo a través del miedo, la imposición y el cercenamiento a la libertad de expresión y pensamiento. En lo personal lo acuño como un proyecto totalitario.

    Creo que entendiendo esto se puede ser más eficientes en la construcción de esa ¨vía¨, que como dice Moreno, no es una tercera a las ya existentes. Una vía que no sea un ¨mezcladito¨ de las ya propuestas por las ¨élites ilustradas¨, sino una llana, cercana, consensuada y desde las bases.

  14. Las propuestas de transformación que se desarrollen en la sociedad deben partir de la comunidad en si misma, propuestas que se desarrollen en torno a los valores que comparten los individuos y que encaminen en un camino de progreso bajo una visión compartida. Los barrios muchas veces se ven como lugares a los que hay que imponer soluciones, cualquier proyecto que se quiera dejar caer como un paracaidista en cualquier comunidad fracasará, esto sucederá no porque el proyecto sea bueno o sea malo, sucederá porque no se genera el empoderamiento necesario para que este se concrete.
    Las élites cometen estos errores y pierden la conexión con la comunidad, como pierden viabilidad sus intenciones. Es por ello que partiendo de la postura de Moreno se debe dejar a las comunidades desarrollarse en sus propias dinámicas y dejar ver que valores surgen y que interesés muestran, las élites deben ser ese motor, pero no el volante. Deben impulsar debates sobre que modelo de desarrollo quieren las personas, pero no imponérselo.
    Se debe dejar que los ciudadanos propongan hacia donde quieren ir no por un tema de democracia y desprendimiento del gobernante, si no por un hecho posibilidad cierta de concretar un cambio que jamás podrá ser impuesto, pero que si puede plantearse como un punto de encuentro.

  15. En el articulo de Alejandro Moreno hay que destacar una palabra que ultimamente pocos han optado por utilizarla dentro del discurso politico, y es la de “elite”, me parece interesante que muchos lideres y dirigentes politicos han dejado a un lado la diferencia entre pueblo y elite, lo cual constituye de forma conceptual una realidad visible en el caso venezolano; este concepto entra en vigencia despues de la primera guerra mundial con autores como Vilfredo Pareto, Michels y Gaetano Mosca, los cuales definian a una elite como “aquella minoria que detenta el poder politico y dirige a toda la sociedad” o como es planteado por Pareto “son aquellos que poseen ciertas cualidades o aptitudes superiores para la detencion del poder politico, es decir (individuos superiores) “. Si bien es cierto, toda sociedad es dirigida por una elite la cual entra en relacion con otra por el poder politico, es decir “elite gobernante” y “no gobernante”, y durante toda la historia venezolana estas elites no han abandonado sus convicciones politicas o intereses particulares, actualmente y mas alla de eso, dentro de la dicotomia izquierda y derecha, mal llamada por el gobierno, los venezolanos nos encontramos con dos modelos que buscan definir el sistema politico a partir de 1998, socialismo – liberalismo, socialismo – “progresismo”, socialismo – ?.

    El articulo señala que dentro de la lógica marxista, “la vida de los hombres en una sociedad se debe regir por la unión estricta de toda la “producción de la vida material” con el poder absolutamente centralizado único capaz de ordenarla racionalmente”.ante esto, es bueno cuestionarse ¿Una elite marxista?. ¿Que paso con el pueblo?.

    Mas alla de las extraordinarias contradicciones del modelo socialista protagonizado por el señor de la botella de vodka, es importante señalar que venezuela necesita urgentemente rescatar la economia, la propiedad, la libertad y sobre todo la republica, mas alla del debate politico e ideologico, mas alla de las grandes diferencias entre los individuos y las elites, mas alla del intelectualismo y la ignorancia, debemos reconstruir los valores que nos identifican como venezolano, es nuestra responsabilidad defender aquellos principios que nos unen y dejar la contemplacion a un lado. La suprema felicidad existe, pero solo y exclusivamente en cada uno de nosotros.

    Pablo Quintero

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s