Espacio Público y Entorno

Estas dos fotos fueron tomadas en la Redoma de la urbanización La Lagunita hace poco. La redoma es un sitio que no es un parque, ni un sitio de recreación – es solamente un sitio de circulación de automóviles-  Me gustaría que se generará un debate en torno a lo que se observa en ambas fotos alrededor de estas preguntas:

IMG-20150201-WA0002

¿Qué significa reflexivamente para el entorno que personas utilicen espacios que no considerados espacios públicos o recreativos? ¿Qué esta pasando aquí?

y ademas:

IMG-20150201-WA0000

¿Qué retos afronta la gerencia pública cuando en el entorno ocurren situaciones de este tipo y hay una demanda social como está?

Advertisements

28 thoughts on “Espacio Público y Entorno

  1. Si estuviésemos hablando de los controles en el ámbito económico y como la libre expresión de los mercados logra su equilibrio natural, pues en este caso, ante la reducción de los espacios y puntos de encuentro para el sano esparcimiento, la sociedad busca expresarse de forma natural.

    La realidad de la situación que atraviesa hoy en día el país, ante tanta inseguridad y carencia de servicios básicos, hace que situaciones similares a las fotografiadas sean una alternativa y válvula de escape.

    En este tema me siento particularmente identificado, precisamente la práctica deportiva es uno de mis valores, suelo frecuentar la redoma de la urbanización La Lagunita, la cual precisamente se ha convertido en punto de encuentro para corredores, ciclistas, practicantes de yoga, padres que salen a pasear con sus niños, también quienes pasean con sus mascotas y según la fotografía, otros que encuentran un lugar ideal para la lectura. Esta situación se viene acentuando en distintos espacios que originalmente no están concebidos como parques y/o plazas, pero que los ciudadanos han decidido colonizar y demarcar claramente sus intenciones.

    Otra coincidencia, precisamente cursando el primer trimestre de esta maestría, en la materia de Gerencia Pública, compartí con mi equipo de estudio el análisis y retos en la gestión de la alcaldía del municipio “El Hatillo”, varias entrevistas fueron realizadas con las nuevas autoridades del municipio y el punto de la redoma salió a relucir en las conversaciones.

    Para David Smolansky, alcalde del municipio y su equipo, tienen conciencia de cómo se ha convertido este vía de tránsito en punto de encuentro para muchos vecinos y visitantes foráneos al municipio. Esto se ha traducido en nuevos retos en su gestión, incrementar la seguridad, iluminación en la vía pública e inclusive tienen planificado incorporar una agenda de actividades recreativas y deportivas en estos espacios.

    Para colocar otro ejemplo en contexto y cerca de mi residencia, al oeste de la ciudad capital, en la urbanización Montalbán, todos los domingos se cierra la vía pública que parte desde la redoma de la “India” (final La Avd. Libertador General Bernardo O’Higgins, Parroquia “El Paraíso”) hasta la Universidad Católica Andrés Bello. Esta vía de circulación comenzó siendo lugar de encuentro para corredores, ciclistas y personas de “juventud prolongada” que salen a caminar (como mi madre), hoy en día, reúne a grupos organizados de corredores, “boot camp” (entrenadores personalizados), personas pasean sus mascotas, los vecinos organizados hicieron mesas y sillas de concreto para las partidas de dominó y seguramente se me escapan otras actividades. La alcaldía del municipio libertador, hoy en día tiene que girar recursos en materia de seguridad vial y ciudadana, en el horario de 6am – 1:30pm, todos los domingos, similar al tradicional cierre de la cota mil.

    Para exponer un ejemplo, y disculpen que sea reiterativo en lo deportivo, pero bien saben que es mi área y pasión, piensen en un momento en la siguiente pregunta, (para aquellos apasionados en la práctica de natación), ¿Cuál centro deportivo pudiese asistir para practicar natación, cercano a mi residencia? Ojo, que no sea un club privado, sino un centro público y con buenas instalaciones. Esta pregunta me la suelen hacer muchos padres y representantes.

  2. Lo veo súper sencillo: la población está demandando espacios públicos y recreativos y el gobierno debería analizar esta situación y esta necesidad del entorno para tomar los correctivos necesarios.

    Cuando la gente se aprovecha de cualquier espacio público para utilizarlo como un espacio recreativo es necesario que el Gobierno incluya la creación o rehabilitación de espacios de este tipo para satisfacer a la población y poder mejorar su gestión.

    Pienso que uno de los retos más difíciles a los que se enfrentan los gobernantes, sobre todo los primerizos, es que no saben por donde empezar o cuales necesidades atacar primero porque no saben a cual de todos los problemas la gente le da más valor, y cuando ocurren situaciones de este tipo, es perfecto para ellos, puesto que pueden definir un punto de partida sobre el cual comenzar a desarrollar su trabajo, debido a que la recreación o la demanda de sitios recreativos seguramente será una de las cosas más valoradas por los ciudadanos.

    1. O analizar y entender el por qué de este comportamiento, saber cuales son las razones por la que ésta situación se está generando, para poder entonces generar acciones que puedan en realidad satisfacer las necesidades.

  3. Se evidencia la necesidad de las personas de realizar actividades al aire libre. Lo curioso de las dos fotos es que la chica está leyendo o tratando de leer, en medio de actividades deportivas, de personas con sus mascotas y del propio ruido vehicular. Cualquiera podría decir: bueno es necesario poner un gimnasio, o sitios para lectura, pero no será que lo que buscan las personas más bien es el contacto social y con la naturaleza (simultáneamente), sin condiciones ni restricciones, con libre acceso, sin un horario, gratis (sin pagar estacionamiento), ropa cómoda, con buen clima (natural – sin aire acondicionado), sitio cómodo donde sentarse, etc.

    También sería importante conocer el crecimiento de la población, su distribución y el urbanismo de la zona para saber si existen opciones de este tipo y si son suficientes, ya que por ser una redoma no presenta las mejores condiciones de seguridad. Sé que en la zona existen algunos centros comerciales pero este tipo de infraestructura no ayuda a la sana recreación y esparcimiento.

    He tenido la oportunidad de ver familias haciendo picnic los domingos en plena vía pública sólo porque están al aire libre y porque pueden tomar sol, con la única condición de tener una buena “matica”.

    Considero que la gerencia pública, debe estudiar las necesidades de la población, desde todos los ámbitos (económicos, sociales, ambientales, etc.), cómo éstas se desarrollan, cambian y se ajustan de acuerdo con el entorno, los incentivos y realidades particulares, nacionales y mundiales.

    Hay muchas urbanizaciones sin plazas, cominerías, sitios de encuentro y compartir sin restricciones, sin que necesariamente tenga que ser un parque, o una cancha, etc. Las estructuras y espacios de recreación y esparcimiento deben ser particulares y adecuadas a cada sociedad y su entorno. ¡Observar es el arte de ingeniar!

  4. Considero que el Alcalde Smolansky antes de incorporar una agenda de actividades recreativas y deportivas en estos espacios, debe obligatoriamente conocer las necesidades y motivaciones de la población. No me imagino si hacen eventos deportivos y recreativos a donde podrá ir ahora la mucha que esta “tranquilamente” leyendo su libro en medio de la rutina expontanea y libre de cada actor.
    Es sólo una reflexión porque a veces creemos que sómos perfectos interpretes de los fenomenos sociales y no nos detenemos a observar y analizar antes de implementar las acciones.

    1. Después de que hice el post, me di cuenta de algo: Ford dijo que si le hubiesen preguntado a las personas que querían, hubiesen dicho caballos más rápidos. En mi publicación anterior sugería que el Alcalde debería dejarse llevar por la opinión de la gente para iniciar sus funciones, pero eso no siempre es acertado. Si le preguntamos a esa muchacha quizás dirá todas las cosas que Ivonne menciona “un gimnasio, o sitios para lectura, contacto social y con la naturaleza (simultáneamente), sin condiciones ni restricciones, con libre acceso, sin un horario, gratis (sin pagar estacionamiento), ropa cómoda, con buen clima (natural – sin aire acondicionado), sitio cómodo donde sentarse, etc.”, y eso no sería muy útil para definir la agenda de obras a construir.

      He visto muchos dirigentes que se dejan llevar solo por encuestas y eso termina siendo perjudicial para ellos. Sin duda alguna debe hacerse una consulta popular, pero debe incluirse un razonamiento personal basado en su propuesta de gobierno realizada durante la campaña a fin de incorporar los elementos que la gente puede no estar considerando pero son útiles para su labor.

      Y para esto, definitivamente se tiene que hacer un profundo análisis del entorno que incluya no solo la opinión pública (agenda sistemática) sino también las necesidades y propuestas de gobierno.

    1. Sobre las fotos que se presentan y las intervenciones de mis compañeros hago los siguientes comentarios:

      1. Concuerdo con Ivonne y Mariangel Contreras en que las necesidades y demandas de la población tienen que ser investigadas desde diferentes dimensiones. Eso incluye tener políticas y programas para ayudar a la población con su salud mental y física. Personalmente pienso es que este tema ha salido de la agenda de los gobernantes, ya que otros teman ocupan porque se han convertido en urgentes, por ejemplo, la basura, que por cierto también pertenece a salud pública.

      2. En el caso de José Manuel también coincido en que las personas que tienen por pasión los deportes se están viendo limitados en lugares donde practicarlos. En mi opinión generar este tipo de espacios sirve modelar sana convivencia, tejer redes de pasiones afines, ejercer ciudadanía desde reconocimiento al otro, encuentros familiares, amistosos y además sirve para proporcionar opciones diferentes en tiempo de ocio.

      En la foto, aparece una persona en etapa de juventud, mi mirada en particular va hacia la niñez donde empezamos a formar hábitos de vida sana. Según el artículo 31 de la Convención de Derechos del Niño, los Estados que forman parte deben promover la participación de los niños, niñas y adolescentes en la vida artística, deportiva y cultural. Y es que el deporte, la recreación y el juego fortalecen el organismo y evitan las enfermedades, preparan a los niños y niñas desde temprana edad para su futuro aprendizaje, reducen los síntomas del estrés y la depresión; además mejoran la autoestima, previenen el tabaquismo y el consumo de drogas ilícitas y reducen la delincuencia.

      ¿No sería la generación de estos espacios una estrategia que pertenezca a un plan más grande para contrarrestar y prevenir la delincuencia, la inseguridad y la violencia?

  5. Luego de leer los comentarios anteriores de mis compañeros, coincido con ellos en que quien esté al frente de una gestión pública, en el presente caso nos referimos al Alcalde del municipio El Hatillo, David Smolansky, y su equipo de gestión, debe analizar el entorno y conocer las necesidades reales de los habitantes a fin de dar respuesta a las mismas. En el artículo publicado, con las imágenes, se evidencia la necesidad que tienen los hatillanos de espacios públicos, recreativos y deportivos; pero habría que pensar además que para poder atender tal demanda social se requiere dar respuesta a problemas aún mayores como la inseguridad, puesto que un total disfrute de tales espacios públicos no podrán tener los lugareños si la inseguridad los aqueja. Por lo que, considero que el reto de la gestión pública está en analizar frecuentemente el contexto, ver que la demanda social es cambiante, por ello analizar las necesidades que tiene “hoy” la población y asimismo analizar qué problemas tienen relación con el mismo y darles un orden de prioridad en su atención, tomando en cuenta los recursos disponibles.

  6. Un político no debe hacer otra cosa que no sea canalizar las demandas sociales e intentar hallar una respuesta a estas desde lo que puede aportar el Estado, a menudo en alianza con otros sectores de la sociedad.
    En este caso la demanda social es bastante clara, la necesidad de espacios públicos. Sin embargo se complejiza a la hora de diseñar la política pública, para no hablar de las complejidades aun peores de implementarla. En los comentarios anteriores de mis compañeros ya se percibe la complejidad; se habla de la necesidad de un espacio para hacer deporte, pasear a los perros, leer en un sillón cómodo, un espacio dirigido a niños, jóvenes y adultos mayores. Se discute también sobre la necesidad de construir estos espacios en otras zonas del municipio, de extraer a las personas de la redoma o de transformar la redoma en un espacio que organice todas estas actividades. Si a esto añadimos un escenario de escasez de recursos y de situaciones estructurales agravantes, como las refiere María Huerta, con la inseguridad o el alumbrado público, nos hallamos ante el verdadero dilema del político. El alcalde tiene que hacer una gestión eficaz y que además tiene una serie de incentivos para no hacer inversiones a largo plazo sino políticas de alto impacto inmediato para garantizar una reelección.
    Ante estos dilemas son muchas las posibles respuestas, ahora bien, si yo fuese votante del municipio, preferiría se abocara a los problemas estructurales y que canalizara la necesidad de espacios públicos de las personas aprovechando y dando vida a los existentes, en vez de conducir los escasos fondos de la alcaldía a la construcción de obras nuevas, intentando modificar los hábitos de las personas.

  7. Es sumamente interesante lo que han comentado mis compañeros, como urbanista, es un tema apasionante. Es evidente con la foto la necesidad y demanda de espacios públicos para el disfrute por parte de los ciudadanos, como ya han dicho mis compañeros. Esto no es un tema que solo ataca al Municipio El Hatillo, sino al país en general, obviamente con más incidencia en los sectores más poblados y las principales conglomeraciones urbanas como lo es el Área Metropolitana de Caracas. Otro reflejo de este déficit de sitios para recreación, es tal cual como lo dijo Jose Manuel, el cierre de vialidades importantes para usos deportivos (la cotamil también es un indicio) y la realización de carreras (maratones) organizadas por algunas empresas e instituciones públicas (5K. 10K, etc).

    Una de las causas de que no contemos con suficientes espacios públicos es la falta de planificación en el país, si bien desde 1985 existía una la Resolución Número 151 sobre Normas de Equipamiento Urbano, en donde se establece la proporción de los usos comunales que se requieren en las ciudades para lograr un medio urbano armonioso y un funcionamiento eficiente y cónsono con los requerimientos de la población (estableciendo metros cuadrados de usos en función a la cantidad de habitantes de una asentamiento urbano). Hoy en día se comenta que esta norma como muchas está desactualizada, pero pienso que si se hubiese utilizado en su momento de forma adecuada serían menos los problemas que enfrentaríamos de este tipo.

    Fuera de la parte técnica del asunto, hoy en día, a sabiendas de la crisis económica que vive el país y de la inseguridad en la calle, los espacios privados para esparcimiento se vuelven un gasto necesario pero doloroso. A esto me refiero que las personas prefieren gastar mensualmente en centros deportivos, centros de yoga, gimnasios, etc a arriesgarse a correr en la calle o utilizar por ejemplo el Parque del Este (Francisco de Miranda) a que lo atraquen o maten (Agorafofia: miedo a los espacios abiertos o públicos). En este sentido, la vida es lo que más vale, por ende se sacrifican monetariamente pero no sacrifican su interés y demanda por ejercer actividades que no sólo los mantienen saludables sino que les permite socializar.

    Entonces, en relación a lo anterior, la creación de espacios abiertos y públicos se vuelve un tema que trasciende a otros de índole social, política y económica. Si el actual alcalde del Municipio El Hatillo quisiera hacer algo al respecto, como reactivar los espacios ya existentes o crear nuevos, tiene que considerar esas variables del entorno y escuchar a sus vecinos. Ya que a pesar de que muchos podrían coincidir en la necesidad de más espacios públicos de esparcimientos, al momento de la implementación se presentan otras problemáticas, como el caso que ninguno de los vecinos quieren que estos estén cercanos a sus viviendas, ya que les traería volumen de gente, ruido e inseguridad a la puerta de su casa, según las diferentes perspectivas

  8. Pienso que la opinión que más se acerca a mi análisis de la situación planteada es la generada por mi compañero Raga, la población esta haciendo uso de los espacios como alternativa a la ausencia de espacios adecuados y como válvula de escape. Hoy por hoy, las personas asumen el ejercicio de su ciudadania a través de la apropiación de espacios que consideran convenientes para el ejercicio de sus intereses.

    El espacio en referencia, además garantiza contacto con la naturaleza, hoy por hoy reñida con el cemento y el asfalto, seguridad, ante la vista de todos nos sentimos más seguros, y libertad, lejos de los espacios confinados que hoy supone nuestro estilo de vida en apartamentos, habitaciones de alquiler y la ausencia de espacios y áreas comunes en condominios y zonas residenciales.

    La Gerencia Pública, que no sólo se limita al Gobierno Municipal, que debe abarcar entes Regionales y Nacionales, debe interpretar a una sociedad que demanda espacios para el disfrute y el esparcimiento. Interpretar el sentimiento y las costumbres generadas por la sociedad en el ejercicio su ciudadanía. El uso reiterado de un espacio especifico para generar alternativas que además puedan representar victorias tempranas para la gestión al coincidir en el sentimiento y el uso adecuado de los espacios.

    1. Al visualizar las fotos visualizamos que en definitiva no hay espacios públicos suficientes en el sector, la voragine de construcciones sin considerar la necesidades a través de un plan urbano, por lo que seria injusto determinar alguna responsabilidad para el alcalde actual.

      Sin embargo es un aviso sobre las necesidades de la población que requieren de espacios públicos, considerando que en El Hatillo no existe una Biblioteca Publica, los parques no cumplen quizás con las demanda de la población o sencillamente un espacio para compartir en familia, donde los niños paseen los perros, el padre trota, la madre hace yoga y la abuela lee. Requiere como dice Simón inversiones efectivas en corto plazo para asegurar la popularidad pero no puede descuidar la inversión a mediano plazo.

      Siendo un municipio residencial existen pocas facilidades de esparcimiento en primer lugar por la inseguridad aunado al tema de iluminación o ausencia de patrullaje y en segundo lugar, ausencia de planificación. ¿Como responder a esta necesidad? Creo que la medida anunciada por el ejecutivo va en concordancia para responder una necesidad mediata pero carece de impacto sino se realiza una planificación de un proyecto que sea influyente dentro del municipio y de fácil
      acceso.

  9. La fotografía nos revela la necesidad inminente de recuperar los espacios públicos de la ciudad para disfrutar de actividades al aire libre. Definitivamente, como menciona José Manuel, la sociedad busca expresarse de forma natural haciendo uso de lugares poco acondicionados para el esparcimiento. Me parece que una redoma no es el mejor sitio para disfrutar de un libro, considerando la contaminación por el humo de los carros y los altos niveles de inseguridad a los que estamos expuestos.

    Aunque me parece interesante las opiniones de mis compañeros, pienso que debería hacerse un mayor trabajo de planificación urbana y no es tan descabellado que se recuperen los espacios si se trabaja conjuntamente con la empresa privada y organizaciones multilaterales para otorgarle viabilidad y sostenibilidad financiera, atenuando los desafíos fiscales a los que se enfrentan. De acuerdo con los resultados del presupuesto participativo de la Alcaldía del Hatillo, en la Zona 5 (La Lagunita, Lomas de La Lagunita Etapa I, Lomas de La Lagunita Etapa II, Bosques de La Lagunita y todas las comunidades del Sector Caicaguana) los vecinos identificaron como primer área de inversión la seguridad (47%), seguido por la rehabilitación de vías y movilidad (29%) por lo que se evidencia que la rehabilitación y mantenimiento de los espacios públicos no es prioridad para ellos, por lo que se puede inferir que se destina menos recursos dentro del presupuesto de esta zona.

    Evidentemente, los incentivos no están alineados por lo que el Alcalde tiene un gran reto por delante para rehabilitar los espacios públicos tratando de no desmejorar otras áreas de acción como la infraestructura y la seguridad ciudadana.

    Si quieren ver los resultados del presupuesto participativo de la Zona 5 pueden visitar: http://alcaldiaelhatillo.gob.ve/uploads/Informe%20Diagn%C3%B3stico%20Zona%205.pdf

  10. Luego de leer los comentarios de mis compañeros, coincido en la pertinencia de interpretar las necesidades de los ciudadanos a través de sus conductas, en las imágenes se observa la presencia de personas ocupando un pequeño sitio público, con lo cual se evidencia una preferencia por espacios al aire libre, no por ello se puede argumentar que en la Lagunita no existan espacio público de calidad, cabe preguntarse en qué contexto es usada la redoma como lugar de esparcimiento, pues leyendo otras fuentes encontré que los domingos en la mañana se cierra la avenida principal para que los ciudadanos tanto de la zona como de las áreas circunvecinas concurras a disfrutar de su práctica favorita ya sea corres o caminar. La presencia de personas en la redoma será parte de la actividad? Pues así como existen adeptos al deporte, habrá quien salga solo a observar desde la comodidad de su silla. En todo caso el que los ciudadanos ocupen un espacio no destinado para el esparcimiento es un mensaje que se debe interpretar desde las necesidades que se crean y son necesarias satisfacer. El reto que enfrenta la gerencia publica en primer lugar es leer sobre los comportamientos y luego accionar en la oferta de propuestas que satisfagan las necesidades evidenciadas de los ciudadanos.

    Coincido con Mariangel (urbanista) en cuanto a que cualquier acción en pro de ofrecer soluciones de recreación a los ciudadanos pasa por una profunda evaluación a fin de verificar su factibilidad así como vincularla a la estrategia de gobierno, una solución de recreación debe contar con la presencia de servicios conexos que le den vida y garanticen su permanencia en el tiempo. Un proyecto que sea parte de un plan integral dirigido a ofrecer espacio público de calidad a todos los segmentos de la población objetivo.

    La idea de ofrecer espacio público de calidad está tomando auge en el contexto internacional, Bogotá vivió la mayor de sus transformaciones gracias a la gestión del alcalde Peñalosa, quien se propuso cambiarle la cara a la ciudad recuperando y transformando espacios estratégicos en lugares para el compartir y encuentro de los ciudadanos. Otro tanto lo hizo el alcalde Sergio Fajardo en la ciudad de Medellín.

  11. Buenas tardes compañer@s, en primer lugar veo que la fotografía no nos da información suficiente para juzgar de manera asertiva la situación, sin embargo, algo podemos opinar. Veo que se han enfocado en comprender a la sociedad que está ocupado el espacio mostrado en la fotografía, en sus necesidades de esparcimiento, en general veo una justificación automática de las acciones de estas personas. Pero pienso que los gobernantes de este sector deben estudiar seriamente si de verdad es pertinente y conveniente permitir la ocupación del esta área verde. Deben decidir entre si no lo permitirán, o si lo permitirán con controles, o si sencillamente aplicarán la política de no actuar (dejar que se ocupe).

    Yo me inclino a prohibir esto (el municipio debería ya tener más espacios de esparcimiento). Por qué? Bueno podemos estudiar la teoría de las ventanas rotas (mantener los entornos urbanos en buenas condiciones pueden parar el vandalismo y tasas de crimen). Lamentablemente a donde llega el ser humano, también llega lo malo. Hagamos un ejercicio de imaginación. Mientras más gente llegue acá se hará más llamativo para los delicuentes, inicialmente llega la chica a leer y los otros a hacer yoga, pero luego las personas llevan a sus perros a hacer sus necesidades (donde harán yoga entonces), luego no se irán a leer sino a conversar, y luego hasta en la noche, luego llegará el alcohol, y los carros con música y se creará el ambiente para que lleguen personas de otras localidades. Ah y por supuesto, llega la basura gracias a nuestra inconsciencia!

    Compañero Raga, Usted que saca a relucir la inseguridad y carencia de servicios, no cree que el permitir esto en vez de convertirse a una alternativa a la seguridad más bien puede crear un sitio para seguir expandiendo la delincuencia? Sino respóndame cómo comenzaron los motorizados y en qué se han convertido hoy en día(Con el perdón de Roddy, esperemos que sea parte de la excepción), o también si alguien coloca una bolsa de basura en un jardín público próximamente se convertirá en un basurero. Algo parecido pudiera pasar con este espacio. ….

    Compañera Nuñez, no cree usted que el deporte debe tener sus espacios asignados en el municipio, permitir esto aquí puede volverlo una anarquía. Y viéndolo de otro punto de vista,no cree que pudiera ser peligroso para los niños debido a que tienen calles por todos los lados?

    Creo que como gerentes públicos debemos analizar primeramente el entorno y la situación que está comenzando a ocurrir, y si una opción es permitir, otra opción posible es prohibir. Debemos ante cada acto estudiar qué pudiera pasar a futuro, y en base a este análisis tomar la decisión, y no ser tan ligeros y decir “bueno si la gente lo hace es porque lo está necesitando”, en este caso donde queda el gobierno y el cumplimento de las reglas?. Aquí puede nacer la anarquía!

  12. El caso se pone cada vez más interesante con todos los aportes que se dan. Ciertamente hay varias ángulos desde donde se puede ver la situación: la necesidad de espacios abiertos para la recreación y sano esparcimiento es la más obvia, allí por supuesto intervienen todo lo de factores de riesgos que se mencionan. que se convierta en basurero, que llegue la delincuencia, entre otros.

    Mi planteamiento es si esto no requiere de una mirada estratégica más amplia, que no se reduzca a crear los espacios y establecer los controles necesarios para que se mantenga. Digo sino pertenece a una problemática más estructural que coyuntural. Yo apunto hacia un tema de construir conciencia colectiva en el tema salud y ciudadanía.

    Sería bueno que nos preguntáramos:
    ¿Este comportamiento de las personas no es una consecuencia de otro problema que no ha sido detectado por la Alcaldía El Hatillo, y las alcaldías vecinas?, según entiendo vienen de otros municipios acá.

    ¿Este problema se reduce sólo a la Gran Caracas?

    ¿Tiene el Gobierno Central que intervenir en estas situaciones que parecieran locales?

  13. ¿Qué significa reflexivamente para el entorno que personas utilicen espacios que no considerados espacios públicos o recreativos?

    Significa que existe un desequilibrio entre oferta de bienes públicos (parques, caminerías, espacios recreativos, y otros) y demanda de los mismos. En este caso, hay una oferta baja de espacios públicos en Caracas, la cual contrasta cpn una alta demanda de los mismos, la cual es sólo medianamente satisfecha por los centros comerciales, la versión caraqueña de un espacio público europeo.

    ¿Qué retos afronta la gerencia pública?
    Proveer cuando no hay recursos para proveer. A diferencia del ejecutivo nacional, el ejecutivo municipal debe responder, y no encomendar a Dios la solución a las demandas sociales.

    En ese sentido, es difícil imaginar que una Alcaldía sin recursos como la de El Hatillo logre construir numerosos espacios públicos, cuando no tiene suficientes recursos como para equipar a su policía y combatir el secuestro.

    Sin embargo, hay cosas que sí se pueden hacer. Se pueden usar mejor los espacios ya existente, se pueden generar otras actividades en otros espacios (teatros, calles, y plazas) de forma que los ciudadanos cuenten con una oferta de actividades que puedan realizar.

    Estoy en desacuerdo con el comentario de Johan con respecto a la creencia que los seres humanos destruirán todo a su paso. El cuidado de los espacios públicos existirá en la medida que existan incentivos para no destruirlos. Al ser público, nadie se ocupa de su limpieza, pero si hay castigos aplicables a quienes los deteriores, al menos no habrá quien lo destruya.

    En ese sentido, creo que cada espacio público creado requiere inversión en: a) Mantenimiento y b) vigilancia y “enforcement” para su cuidado.

    1. Este espacio publico creado,lo veo desde dos puntos de vista,en primer lugar las personas buscan en su entorno lugares de esparcimiento negados por las instituciones publicas,donde claramente se puede notar como las personas se dirigen al mismo sitio con el mismo fin y esto es un indicador que este espacio ha debido ser adecuado para ese fin o se han debido crear o reservar espacios necesarios para la recreación y la convivencia sana,pero viéndolo desde otro punto de vista ,lo ciudadanos ven estos espacios como refugios ante los espacios perdidos por el azote de la delincuencia.

    2. En vista del desacuerdo de Roddy quiero cambiar mi comentario “Lamentablemente a donde llega el ser humano, también llega lo malo.” por ”
      Lamentablemente a donde llega el ser humano, muy probablemente también llega lo malo”, al fin y al cabo, siempre hay excepciones.

      Sin embargo, siento que en sus comentarios me está dando la razón cuando dice “existan incentivos para no destruirlos”, es decir, que hay que pagarles para que lo mantengan o castigarlos cuando lo destruyan? Eso quiere decir que si llegan solitos (sin el vigilante) lo destruirán.

      Es lamentable, pero aunque yo creo que algún día debemos tener una sociedad que funcione a consciencia, hoy funciona lamentablemente de manera conductista, a premios y castigos, y mientras esto sea así, el ser humano destruirá lo que venga a su paso por su propio interés personal.

      Por otra parte, a este espacio pueden llegar 100 personas conscientes, pero basta que llegue una inconciente (que necesita de premios y castigos para hacer las cosas bien) para comenzar el deterioro del ambiente.

  14. Primero debo mencionar que no me parece tan sencillo como lo menciona Mariangel (la buena) y concuerdo mas con las palabras de Raga.

    Aunque la fotografia no muestre toda la información para la creación de una opinión de fuertes fundamentos, se puede visualizar a un considerable numero de vehículos detenidos alrededor del área, que suponemos utilizan de transporte los ciudadanos que se encuentran disfrutando de esta área verde como zona de esparcimiento.

    Es muy divicil deducir que todos estas personas son residentes de este conjunto, del municipio, también es cierto lo que dice Johan, podrian haber parques, canchas o inclusive caminerias que le permitan a los usuarios realizar sus rutinas, pero probablemente esta redoma tenga un factor único que hace que todas estas personas se reunan y hagan sus actividades en este sector.

    Me parece que es una imagen muy importante que llama la atención de cualquier persona ha diseñar una investigacion sobre este fenómeno.

    Ahora en la parte de los agentes políticos del sector, probablemente ya se hayan dado cuenta de que la zona no tiene suficientes áreas verdes, pero en la actualidad el análisis del gasto publico debe hacerse muy minucioso, y si la gente disfruta de la redoma, probablemente la creación de un parque no entre como una de las prioridades o de las principales necesidades de esa población en especifico.

    Volviendo al análisis de la imagen, también podemos visualizar que no es un lugar “no visto por los agentes políticos”, debido a que esta limpio, el pasto esta corto y se mantiene una estructura que es un símbolo de ese sector, solo al visualizar tantos vehículos y la vestimenta de la chica sentada de manera muy cómoda podemos concluir que no tienen una preocupación por la seguridad, lo cual también es un punto importante que destacar

    Probablemente hoy el alcalde de ese municipio esta incentivando ese lugar como un atractivo del municipio, como lo es la redoma del Mango en San Carlo y esta generando que los ciudadanos se sientan identificados con la visión de su sector y por eso se reúnan en ese sitio a disfrutar de una mañana.

  15. ¿En Caracas no hay lugares de esparcimiento?, para comenzar es un valle, cuyo norte es el Parque Nacional Warairarepano, además se encuentra el Parque Nacional Macarao, sin contar los recreacionales como: Parque Generalísimo Francisco de Miranda (Parque del Este), Parque Vinicio Adames, Parque Los Chorros, Parque Jóvito Villalba (Paque del Oeste), Parque Los Caobos, Parque Cuevas del Indio, Paseo Anauco, El Calvario, Parque La Aguada, Parque Metropolitano El Junquito, Zoológico de Caricuao, Zoológico El Pinar, Expanzoo, Terrario del Parque del Este (Ecopets), Insectario de El Pinar, Jardín Botánico de Caracas, Jardín de la Universidad Simón Bolívar…. Además, existen Bibliotecas Municipales y lo que caracteriza a las 32 parroquias es que como mínimo tienen una iglesia y una plaza, sin contar que los edificios y conjuntos residenciales en su interior tienen zonas de recreación, entonces…¿no hay espacios?, ¿cuántos conocen ustedes?, Se que pueden agrandar la lista que he realizado…

    Como vemos, creo que no se trata de que no hay espacios, ahora pensemos ¿qué políticas de recreación y buen uso del tiempo libre hay en sus trabajos?, ¿cuántas actividades se generan en escuelas y universidades fuera de sus campus de estudio?, ¿qué hacemos en nuestro tiempo libre?, decimos ¿vamos a vernos en el parque, la plaza o en los “chinos”?

    Si no convivimos con nuestro ambiente ¿cómo podemos generar políticas de preservación y buen uso de los mismos?.

    Aunque parezca el conflicto del huevo y la gallina, a mi parecer, hay que empoderarnos de nuestra Ciudad para reducir los niveles de delincuencia… los sitios más vulnerables son los más solitarios…

    1. Hola Bermúdez, ciertamente los ciudadanos contamos con muchos espacios públicos para el esparcimiento ¿suficientes? pues no lo sé, sin embargo más allá de eso, habría de preguntarle a la chica de la foto donde vive; no conozco muy bien el área en referencia, pero puedo suponer que en las proximidades de su vivienda no existe un área apropiada o atractiva para que ella se relaje y pueda tranquilamente disfrutar de su lectura.
      No conozco muy bien la materia de urbanismo, pero si tengo escuchado que existen normas donde establecen que por cada equis metros cuadrados de construcción de viviendas debe existir escuelas, iglesias, parque, centros médico, etc.
      Este es un tema que puede generar muchas discusiones pero que también debe ser mejor analizado.

  16. Según lo que interpreto de lo que plantea la foto; se esta utilizando un espacio para algo que no fue pensado en un principio y esto representa en si, un dilema para la gestión pública porque al final los espacios que se planifican deben brindar respuestas a lo que demandan los ciudadanos (como planteaban mis compañeros).

    Por otro lado el tema de involucrar a la población (en cuanto a consulta constante) en la planificación pública es difícil por el tema de los medios y los recursos (humanos, financieros, tiempo, etc) que en principio siempre son escasos.

    En este caso la gente desde su cotidiano esta diciendo lo que necesita sin necesidad de consultar uno por uno o de asambleas, por lo que la sensibilidad para analizar este tipo de comportamientos es importante en la planificación pública porque permite analizar entorno de una manera diferente y sencilla, mas aún porque las necesidades humanas son jerárquicas y cambian conforme se satisfacen.

    En resumen mi planteamiento va hacia la reflexión de ¿Cómo se llega a satisfacer necesidades de una manera más eficiente en el uso de recursos? y ¿qué métodos creativos permiten digerir esta información de una manera sencilla?

  17. Es probable que exista un desequilibrio entre la oferta y la demanda de espacios públicos para el esparcimiento, pero no es menos cierto que la sociedad venezolana, cada vez con mayor frecuencia exige o demanda sus derechos inadecuadamente, generando caos y desorden, afectando a terceros.. Esto queda demostrado en el punto del presupuesto participativo mencionado por Keilyn o por ejemplo cuando observamos personas que se detienen a recoger agua en la autopista regional del centro a la altura del parque los ocumitos y para ello estacionan sus carros y prácticamente toman dos canales en una curva tan peligrosa, pudiendo ocasionar un grave accidente. Se puede justificar actitudes como esta? Es obligación de los gobernantes entonces garantizar un manantial de forma accesible porque estas personas demuestran con su actitud una necesidad? Es realmente necesidad o una forma de insubordinación? El mayor reto de la Gerencia Publica es poner orden en primera instancia, ejercer la autoridad , fomentar el respeto por las normas, sin duda esa labor es más difícil que proveer a la ciudadanía de un parque, una plaza o cualquier otro bien publico.

  18. Tal como algunos de los compañeros ya han comentado, las fotografías se corresponden con una necesidad de espacio público recreativo, un lugar de relaciones sociales, encuentro, identificación, contacto que al ser de dominio público, sea controlado por los ciudadanos. En tal sentido, esta acción ciudadana, puede verse como un desesperado llamado a que se generen los espacios recreativos verdes dentro de la localidad, lo cual siendo El Hatillo el municipio con mayores extensiones de áreas verdes en el Área Metropolitana de Caracas, resulta paradójico.

    Como urbanista resalto que para una gestión eficiente de gobierno local, una de las premisas esenciales para la planificación es velar por la creación de redes y espacios públicos cómodos, atractivos y sensibles a las necesidades de los ciudadanos. No obstante, no es nuevo decir que el problema de la inseguridad ha creado una degradación o desaparición de los lugares públicos que en vez de ser integradores se han vuelto escenarios peligrosos. Por ello, vuelvo a mencionar el concepto de agorafobia urbana planteado por Mariangel Pérez, nos hemos vuelto agorafóbicos y hemos perdido nuestros espacios en función de la situación de violencia que vive nuestro país, siendo lo más grave el hecho de que nos hemos acostumbrado a ello. El espacio público debe ser el escenario de la creación de nuevas normas sociales, de convivencia y de la creación de nuevas costumbres en la población.

    Sin embargo, bajo la perspectiva que planteaba Johan de evitar la anarquía, tomando en cuenta la concepción jurídica del espacio público como todo aquel regulado por la Administración Pública, quien está facultada de establecer su dominio y garantizar la accesibilidad a todos, las autoridades competentes pudieran prohibir este tipo de acciones. Sin embargo, surge la duda de si de verdad se está atacando el verdadero problema.

  19. Saludos a todos, en mi opinión quisiera manifestar mi afinidad con las opiniones de mis compañeros, obviamente nos encontramos en presencia de un caso de demanda social en la que el gobierno local debe atender oportunamente por más simple que pueda percibirse la situación in comento. Quiero añadir sencillamente y al mismo tiempo destacar, que no existe una norma legal o sub-legal que regule el debido uso, específicamente de estas áreas o espacios públicos, por tanto más allá de que se puedan usar o no, ya que la persona que se muestra en la foto no está haciendo daño a terceros al permanecer en ese sitio, lo importante es que se halla en una zona de riesgo visto que el referido espacio se encuentra ubicado en medio de una vía de tránsito vehicular y por tanto, existe la probabilidad de que ocurra un accidente.
    En este sentido, mi recomendación estriba en que las autoridades deberían materializar una norma que limite el uso de estas áreas, al mismo tiempo facilitar otros espacios como alternativa que permitan satisfacer las diversas necesidades de los ciudadanos.

  20. La inversión en políticas públicas de transporte no sólo implica los costos económicos de los sistemas de transporte masivo como es en el caso del Metro de Bogotá, siendo el pago de los costos de producción, usuarios y los externos en general, una de las decisiones más trascendentales de la economía del transporte. Sin embargo, no sólo variables económicas surgen en las decisiones de construcción de un sistema de transporte, siendo algunas variables políticas, sociales y tecnológicas de peso a considerar para minimizar el riesgo y reducir la expectativa de pérdidas.

    Pudiera surgir la necesidad de crear alianzas interinstitucionales debido a problemas que surjan en cuanto a la incompatibilidad política entre diversos actores como el alcalde, gobernador, directores de planeación, entre otros que gestores de servicios públicos en la ciudad que muestren diferencias, oposición o divergencias con respecto a la forma en que se esté llevando a cabo el proyecto. Adicionalmente, pueden surgir temas de debate público simplemente por estar en desacuerdo con la construcción del metro, debido no sólo a razones económicas sino por buscar atención en otros temas como espacios públicos, seguridad, salud, entre otros. Esto a su vez pudiera influir en una posible oportunidad para negociar esquemas de integración intermodal entre modos de transporte público como el TransMilenio, a través de tarifas únicas, tickets integrados, u otras formas derivadas de procesos de negociación política.

    Finalmente, cabe destacar que día a día se incrementa la preocupación por sistemas de transporte sostenibles que utilicen tecnologías de menor impacto para el ambiente, por lo que grupos de protección ambiental también pudieran entrar en escena exigiendo incluir nuevos insumos, materiales y técnicas amables con el ambiente. En consecuencia, encontrar la respuesta eficaz y más eficiente para las necesidades a corto, mediano y largo plazo de movilidad implica reducir muchas barreras en la utilización del transporte público, por lo que la calidad del servicio depende de todas aquellas soluciones que optimicen el uso, las combinaciones y la red en un sistema coherente, económico, organizado y realizado conjuntamente con los actores involucrados.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s